0.8 C
Talavera de la Reina
sábado, enero 16, 2021

Sobre decencia y coherencia

Políticos hay muchos, «como en botica». Y es precisamente esa diversidad lo que hace imprescindible -amén de justo para los que estamos implicados- el análisis minucioso y objetivo de los fines y los medios. Porque la política ha de ejercerse como una herramienta, sí y sólo para, conseguir el bien común de la ciudadanía, anteponiendo éste a los propios intereses personales.
El problema llega cuando la política se convierte en un fin en sí misma. En la meta y no en el camino. Es entonces cuando yo, personalmente, cojo el testigo de aquella ciudadanía que se abraza a la desafección para definir comportamientos, actitudes y «envenenadas» bondades de aquellos que se erigen en representantes del común, simple y llanamente para disfrutar de otros privilegios.
A la política uno ya ha de llegar con los deberes hechos y las necesidades cubiertas. No sea que se vaya a confundir el «bien común» con «lo que es común es buscar mi bien». Hay una clara diferencia.

Susana Hernández del Mazo

- Advertisement -
- Advertisement -

Ultimas noticias

WP Feedback

Dive straight into the feedback!
Login below and you can start commenting using your own user instantly

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad